¿Cómo Mejorar Tu Capacidad de Hablar en Público? 7 Maneras de Hacerlo

Aunque no hagas presentaciones periódicas ante un grupo, hablar en público es una habilidad muy útil que debes poseer en el mundo de los negocios y en la vida personal. Te servirá desde pronunciar un discurso en la boda de tu mejor amigo/a hasta inspirar a un grupo de voluntarios en un acto benéfico. Desarrollar tus habilidades para hablar en público puede aumentar tu confianza y ayudarte a superar la ansiedad que puede generar el hablar ante una audiencia.

Incluso las personas que padecen el trastorno de ansiedad social (TAS) pueden convertirse en buenos oradores trabajando en el desarrollo de sus habilidades para hablar en público.

Todos tenemos la necesidad de hablar bien delante de un público en algún momento de nuestra vida. Así que, ¿por qué dejar las cosas al azar?

Aquí tienes algunos consejos que te lanzarán a la estratosfera de la oratoria.

1. Aprende a Controlar Tu Voz

Tu voz es la principal y más importante herramienta que utilizarás como orador en público. Una forma sencilla de mejorar la voz es aprender a respirar plena y profundamente desde el diafragma.

La respiración diafragmática, o respiración abdominal, es esencial para acceder a tu voz más potente. Es la técnica que utilizan los cantantes profesionales para que sus voces suenen fabulosas. Les permite mantener las notas mucho después de que la mayoría de la gente se quede sin aliento.

Respiración Diafragmática

Practicar la respiración diafragmática también reduce la sensación de falta de aire causada por la ansiedad al hablar. Este tipo de respiración te permite controlar mejor los siguientes aspectos de tu voz:

  • Tono (calidad)
  • El tono (alto o bajo)
  • Volumen

Antes de hablar, coloca una mano sobre tu abdomen y respira hacia ella. Cuenta hasta 10 al inhalar y llena el estómago, y vuelve a contar hasta 10 al exhalar. Es muy importante que recuerdes respirar desde el diafragma mientras pronuncias tu discurso.

2. Prepárate Mentalmente

Encuentra tiempo durante la hora anterior, como así tambien los días anteriores a tu discurso, para estar en soledad. Prepara tu mente. Despeja tu cabeza. Si tan solo faltan cinco minutos para tu charla, relájate. Ya conoces el material a la perfección.

microfono para hablar en publico

3. Mejora Tu Lenguaje Corporal

El lenguaje corporal es la forma que tiene tu cuerpo de comunicarse sin usar palabras. Es la combinación de expresiones faciales, gestos y movimientos que transmiten lo que pasa por tu mente. Practica un lenguaje corporal fuerte y seguro para alimentar y enriquecer tu presentación:

  • Ponte de pie. Si eres físicamente capaz de mantenerte erguido, asegúrate de estarlo durante tu presentación.
  • Adopta una posición [de poder]. Si te sientes estresado antes de la presentación, tómate un momento para adoptar una posición de confianza y poder. Si lo haces durante unos minutos, aumentarás la testosterona y la confianza en ti mismo, al mismo tiempo estarás reduciendo el estrés, la ansiedad y el cortisol. Una de las posturas de poder más populares es la de “superhéroe”: pon tus manos en las caderas, mantén la barbilla alta y saca el pecho. En sheldrysaez.com puedes encontrar consejos sobre como adquirir ese poder personal que tienes para ser un triunfador en tus presentaciones.
  • Sé expresivo con tu cara. Tus expresiones faciales deben ir en consonancia con el mensaje que estás transmitiendo. Si estás dando un discurso optimista, intenta tener una mirada relajada y alegre en tu rostro.
  • Mantén tus pies firmes. Mover el peso de un lado a otro puede adormecer a tu audiencia en un estado semihipnótico (también conocido como sueño). Mantente erguido y firme.

Si crees que te falta presencia en el escenario, puedes ver vídeos de oradores que admires. Intenta imitar las partes de su estilo que crees que podrían funcionar para ti. Luego, “finge hasta que lo consigas”. En otras palabras, actúa con confianza hasta que te sientas seguro.

4. Entrégate a Tu Público

Cuando se trata de hablar en público, la entrega lo es todo. Aunque tengas una buena voz y un buen lenguaje corporal, tu mensaje se perderá si el público no puede seguir fácilmente lo que dices. Aquí tienes algunos consejos para desarrollar una buena capacidad de comunicación:

  • Habla despacio, pero no demasiado. Si hablas demasiado rápido, a tu público le costará entenderte. Si hablas demasiado despacio, corres el riesgo de que se duerman. Cuando se trata de hablar en público, lo más seguro es hacerlo a un ritmo de conversación.
  • Haz pausas entre las ideas. Los grandes oradores suelen hacer pausas de dos a tres segundos o incluso más. Una pausa bien hecha le da al público el tiempo necesario para digerir lo que estás diciendo. También hace que parezca que tienes más confianza y control.
  • Evita a toda costa las palabras de relleno. Palabras como “um”, “ah”, “ya sabes” y “como” disminuyen tu credibilidad y distraen de tu mensaje. Sustituye esas palabras de relleno por pausas.
  • Articula y pronuncia cuidadosamente tus palabras. Un orador que habla entre dientes es difícil de entender.

5. El Humor y la Emoción son Tus Aliados

No importa de qué estés hablando. Siempre hay un lugar para la emoción o el humor, o ambos. El humor autodespectivo es el que mejor funciona. Y si empiezas a emocionarte, ¿qué más da? Utilízalo. Puede que el público no recuerde todo lo que has dicho, pero sí recordará cómo les has hecho sentir.

aprender a hablar en publico

6. Crea una Relación con Tu Público

Los buenos oradores están en sintonía con su público. Hablar en público es algo más que ponerse delante de un grupo y hablar; también hay que hacer partícipe al público que te esta observando.

  • Reconoce a tu público en cuanto subas al escenario. Esto ayuda a que parezca una persona “real” y mantiene un tono de conversación.
  • Capta su atención inmediatamente. Cuando hablas, tienes unos 60 segundos para captar la atención de tu público y cautivarlo antes de que se desconecte. Aprovecha este tiempo para hacer una pregunta retórica que invite a la reflexión, contar una historia cautivadora o compartir una estadística impactante, cualquier cosa que los mantenga intrigados.
  • Encuentra una cara amable. Seguro que hay gente simpática entre el público. Encuentra a esas personas y haz de cuenta que te diriges sólo a ellas.
  • Haz contacto visual. Independientemente del tamaño de tu público, intenta establecer contacto visual con el mayor número de personas posible. Les hará sentir que les hablas directamente a ellos.

7. Utiliza los Medios Audiovisuales con Prudencia

Tu presentación no debe estar cargada de información, ya que puede romper la conexión directa con el público, así que utiliza las dispositivas y los elementos en ellas con moderación. Deben realzar o aclarar tu contenido, no captar y mantener la atención de tu público.

En Conclusión

El miedo a hablar en público es una experiencia común, y el desarrollo de nuevas habilidades para hablar en público puede ayudarte a enfrentar tus miedos con confianza. Sin embargo, si tienes una ansiedad extrema al hablar en público, es importante que busques ayuda de un médico o de un profesional de la salud mental capacitado.

Aunque mejorar tus habilidades para hablar en público es útil, para las personas con ansiedad social, esos esfuerzos deben basarse en un marco sólido para superar tu ansiedad.

Una buena comunicación nunca es perfecta, y nadie espera que lo sea. Sin embargo, dedicar el tiempo necesario a la preparación te ayudará a dar un mejor discurso. Tal vez no puedas librarte por completo de los nervios, pero puedes aprender a minimizarlos.